• 9 regalos infalibles para hacer a tus clientes esta Navidad

    En el artículo anterior encontraste una lista de los 12 peores regalos que le puedes hacer a tus clientes. Hoy toca publicar lo contrario, los 9 mejores regalos para tus clientes si eres freelancer o dueño de una agencia.

    Estoy escribiendo este artículo en pleno mes de diciembre por la sencilla razón de que necesitas darte el tiempo de encontrar el regalo perfecto y de financiarlo con un porcentaje de los ingresos que recibes de tu cliente. Si ya lo has programado y tienes los recursos para conseguirlo, perfecto, pero el objetivo no es esta Navidad sino las próximas. Tienes 12 meses para planificarte y cerrar el año a lo grande con un regalo que deje huella.

    Para que tu regalo infalible sea exitoso, debe cumplir con las siguientes características:

    • Personal: Es muy importante que el regalo que entregues esté pensado en la persona que lo va a recibir. Date el trabajo de averiguar qué intereses y necesidades tiene como persona, cuáles son sus hobbies y qué actividades realiza, de esta manera te será más fácil encontrar el regalo ideal.
    • Políticamente correcto: Ten cuidado con los temas ofensivos, contenidos subidos de tono, productos contaminantes o materiales de origen animal.
    • Buena presentación: Un objeto económico en un empaque elegante se luce mejor que un objeto costoso en una bolsa cutre.
    • Memorable: Piensa en algo que tu cliente vaya a recordar por mucho tiempo. Lo mejor en este caso es un objeto utilitario, una experiencia enriquecedora o algo de entrega frecuente. Con esto lograrás estar presente en los pensamientos de tu cliente por mucho tiempo.
    • Creativo: Vamos, eres un profesional creativo y este es un excelente momento para demostrarlo. Puedes entregar un producto tradicional y personalizarlo de una manera divertida, con un empaque único y diferente añadiendo un toque de creatividad.
    • Para compartir: Si el regalo que entregas se comparte, lograrás que tu cliente quede bien con otras personas y que les hable de ti.
    • Original y sorpresivo: Tu regalo no debería ser algo obvio, igual a lo que recibe de otros proveedores ni lo mismo que le diste el año pasado.

    Por último, el momento de la entrega también es importante y si lo haces mal puedes arruinar toda la experiencia. No hace falta enviarlo personalmente, es mejor que mandes a un mensajero con tu regalo y tu tarjeta personal con un breve saludo a que agendar una cita para un “intercambio” de regalos en el que tu cliente no tendrá nada para darte a ti. No lo pongas en esa situación incómoda ni lo obligues a fingir emoción abriendo el regalo mientras tú observas. Es mejor que llegue de sorpresa y que tu cliente piense en ti cuando tú no estás presente. Probablemente recibas un correo electrónico con un mensaje de agradecimiento que quedará escrito para siempre.

    Algunos regalos que puedes hacerle a tus clientes por Navidad son:

    Entradas a un evento

    Una obra de teatro, un recital o una exposición son eventos culturales enriquecedores. No hace falta que regales algo rebuscado y estrambótico, si no conoces muy bien sus preferencias, una obra de teatro con actores conocidos estará muy bien. Trata de averiguar antes, disimuladamente, si ya la vio, y si fue así, no importa, si la obra es buena se puede ver dos veces. Recuerda siempre regalar al menos dos entradas y evita los eventos deportivos pues puede ser que su equipo favorito pierda y no quede un recuerdo agradable.

    Buffet todo pagado

    Un buffet es mejor que platos a la carta porque con el primero no pones límite: por un lado tu cliente puede comer todo lo que quiera sin pensar en la cuenta y por el otro, puede comer sólo un poco sin pensar que está tirando su dinero. Asegúrate de que el sitio tenga buena reputación, que pueda ir en cualquier momento y de incluir al menos un par de bebidas. Recuerda también entregar dos vales para que tu cliente pueda invitar a quien quiera.

    Spa

    Una sesión de masajes o un circuito termal en un spa pueden ser una experiencia relajante y muy placentera que tu cliente agradecerá sobre todo si tiene que lidiar con mucho estrés. Eso sí, olvídate de los tratamientos cosméticos porque tu cliente lo puede tomar mal y, al igual que las dos anteriores, asegúrate que pueda compartir el regalo con alguien.

    Membresía anual

    Este regalo es un golazo, no sólo es memorable sino también recurrente. Con esto conseguirás que cada mes tu cliente se acuerde de ti cuando reciba el ejemplar de su suscripción. Puede ser una revista, una caja temática o el acceso a un servicio online, por ejemplo, solamente asegúrate de que ya no lo tenga.

    Canasta de delicatessen

    El corazón está directamente conectado al estómago. Quizás no en un sentido anatómico, pero si en el emocional y una canasta de productos finos que tu cliente pueda comer y compartir con su familia es una excelente manera de conquistarlo. La canasta de delicatessen ideal no debe ser grande y debe contener productos de altísima calidad, de esos que tú no te compras para ti porque son muy caros. Y si son exóticos, mejor, pero lo más importante, deben ser ricos. Si vas a arriesgarte a comprar algo que tú no has probado, buscar reseñas por internet o pregúntale a algún amigo o familiar sibarita para que te pueda orientar.

    De ser posible, evita los productos de origen animal y los alérgenos. Y por supuesto, olvídate del alcohol.

    Un libro

    Un libro bien leído puede conectarte con tu cliente de una forma muy íntima y hacerles compartir una experiencia que les dará muchos temas de conversación. Cuando regalas un libro que te ha gustado estás regalando una parte de ti a alguien que estimas, es una forma muy sutil de decir “te quiero” y crear un vínculo que no resulta incómodo. Cuando regalas un libro a alguien, sea un recetario, una novela de ciencia ficción o un best-seller de autoayuda, estás diciéndole a esa persona cómo la ves. Aprovecha esta oportunidad para hacerle un cumplido y demostrarle que sientes aprecio y admiración sincera, busca un libro relacionado a algún interés que ambos tengan en común y que vaya a disfrutar. De esta forma, cada vez que lo lea, se acordará de ti. Y no te olvides de escribirle una bonita dedicatoria.

    Juego personalizado

    A todo el mundo le gusta jugar a algo, no sólo a los niños. Existen juegos de mesa para todas las edades y de prácticamente cualquier tema. Busca la forma de personalizar con tu marca algún juego de mesa o sé creativo y crea tu propia versión de un juego conocido, cuidando de no infringir derechos de autor y que la calidad sea óptima. Éste es uno de los pocos casos en los que es válido regalar algo masivo o genérico a tus clientes porque, ten por seguro, que no va a recibir lo mismo de otros proveedores y además vas a ofrecer por lo menos un momento de entretenimiento, que puede compartir con sus compañeros de trabajo. Si tu juego es divertido, ten por seguro que se te van a abrir puertas en otras áreas de la empresa.

    Básicos de oficina

    Que ésta sea tu última opción si es que te ves “obligado” a entregar algún regalo. Una agenda, una libreta de notas o un lapicero fino son regalos bastante impersonales pero te pueden ayudar a salir del paso y que te mantendrán presente cada vez que se usen. Procura que sean productos de calidad, sobrios y originales, olvídate de esas agendas temáticas con chistes o de un lapicero extravagante. Si quieres hacer un regalo divertido, mira de nuevo el punto anterior.

    Bonus:

    Gadget de última tecnología

    No es mala idea gastarse más de mil dólares en el último iPhone si la relación con tu cliente produce veinte, treinta o cien veces ese monto durante el año. Si tienes una agencia y manejas cuentas que facturan montos importantes, ¿por qué no engreir a tu contacto con un producto tecnológico de alta gama? Se esperaría que una agencia premium que trabaja a lo grande también regale a lo grande.

    Conclusión

    Ten en cuenta que los obsequios que entregues a tus clientes son una inversión para mantener la relación con ellos, así que el costo debe ser en proporción al beneficio que esperas obtener el año entrante. Ten presente también que si recién conoces a tu cliente o no tienen mucha relación, puede resultar un poco raro que te presentes con algo muy ostentoso y elaborado. Es mejor que esperes hasta el año próximo para hacer un regalo especial y te des el tiempo necesario para conocer lo que realmente le guste.


    ¿Qué otro regalo añadirías a la lista?

    créditos de imágenes:

    Roman Stetsyk / Shutterstock
    bondvit / Shutterstock
    pitcharee / Shutterstock
    nd3000 / Shutterstock
    Denis Makarenko / Shutterstock
    Gourmetbasket
    Kiddee / Shutterstock
    Fotyma / Shutterstock
    Pavel Vozmischev / Shutterstock
    hurricanehank / Shutterstock

    About Jose Alvarez Carbajal

    Soy Jose Alvarez Carbajal, director de proyectos de la agencia digital macadamia con sede en Perú y autor del libro “Cómo ser freelancer y no morir en el intento“. Soy consultor en marketing, ventas y desarrollo personal. Tengo más de 10 años de experiencia dedicados a la docencia, he dictado cursos de edición fotográfica y de video, desarrollo web y multimedia, marketing en línea y portafolio, tanto para pregrado como especializaciones, talleres y cursos para niños. He trabajado con clientes en más de nueve países llevando a cabo proyectos relacionados al marketing digital, desarrollando piezas gráficas y multimedia, sitios web, campañas online y videojuegos. Soy casado, tengo dos hijos y vivo en Valencia, España.

    Comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Puto el que lee. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el pinche enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR

Pin It on Pinterest